Radiografía de Amadeo Carrizo, el dueño del arco más grande del mundo

Radiografía de Amadeo Carrizo, el dueño del arco más grande del mundo

Hoy, viernes, falleció el ex portero de River Plate y en Football By Experts recordamos sus aptitudes que lo consagraron como uno de los mejores de la historia en su posición.

Autor:
Alejandro Ulloa Castelli
Twitter: alecastelliok
Fecha de publicación:
20/03/2020 14:41 Hs.
Compartir:

El fútbol está de luto, luego de la noticia del fallecimiento de Amadeo Raúl Carrizo. Fue un futbolista consagrado que supo defender con altura las camisetas de River Plate, Millonarios de Bogotá y la Selección Argentina.

Amadeo nació el 12 de junio de 1926 en Rufino, provincia de Santa Fe. Su debut en la Primera División Nacional fue el 6 de mayo de 1945 a los 18 años y, desde ese entonces, fue agrandando su figura bajo los tres palos al punto tal de convertirse en una leyenda sudamericana.

Carrizo es uno de los máximos ídolos de la institución 'Millonaria', en River Plate disputó un total de 546 partidos oficiales, desde su inicio hasta el 1968, año en que dejó el club de sus amores y pasó a ser el guardameta del equipo colombiano, Millonarios, donde se retiró en el 1970.

Sin embargo, tanto como futbolista como después de retirado, nunca ocultó su amor por la banda roja. A pesar de eso nunca le esquivó a la dificultad que representaba ser el arquero de uno de los equipos más grandes del continente. “El arco de River es el más grande del mundo, todos te quieren hacer goles y todos te van a criticar cuando te hagan uno”, comentaba en su época.

Entre sus logros podemos destacar sus determinantes actuaciones durante su juventud junto a la "Máquina" de River, equipo que tenía al histórico Labruna. También, su valla invicta en el seleccionado en la Copa de las Naciones en 1964. Pero si de su vitrina hablamos, él consiguió 7 campeonatos de Primera, la Copa Ibarguren, la Copa Aldao en dos ocasiones y la mencionada anteriormente con la camiseta albiceleste.

'Tarzán' fue galardonado por la Federación de la Historia del Fútbol (IFFHS) como el mejor arquero sudamericano del Siglo XX y eso se debe a la revolución en su juego. ¿Por qué hablamos de revolución?, porque cambió el paradigma en el juego típico de esta posición.

Carrizo fue el primer arquero en salir de abajo de los tres palos para anticipar jugadas, en gambetear, sacar laterales, en ir al piso con los pies para robar la pelota al rival. En pocas palabras fue un defensor más, algo que no estaba bien visto en aquella época, pero que más tarde fue premiado.

Tanta fue su revolución en el continente que fue el primero en usar guantes, en el año 1957 frente a Racing. Esto se produjo tras ver a su colega italiano, Giovanni Viola, que luego le comentaría las ventajas de utilizarlos: “Evitan los raspones de los tapones, se atenaza mejor la pelota y se siente menos el golpe en la mano”

En los escasos avances que el fútbol demostraba en aquella época, él ya era un lírico. Mirá cómo controló con el pecho el remate de un rival.

Aunque el material gráfico sea poco, River en unos pocos minutos mostró ante todos lo excelente arquero que fue en esas épocas antaños. Observá unos cortos clips de sus atajadas y su homenaje.

Esta radiografía dejó en claro lo que fue Amadeo Carrizo en su trayectoria como futbolista, un histórico del fútbol argentino. Este 20 de marzo falleció en Buenos Aires a sus 93 años y acá nos tomamos el tiempo de recordar lo que consiguió y homenajearlo.